El Marketing Online agrupa todas aquellas acciones que una empresa puede realizar en Internet para incrementar sus ventas, mejorar su visibilidad y el reconocimiento de marca. Y es que el Marketing Online ha cogido un rol diferente gracias a la web 2.0 basada en colaboración y el intercambio de información ágil entre los usuarios. En la web 2.0 el usuario lee, escribe y colabora, es por ello que el Marketing Online ha cambiado considerablemente y ha adquirido nuevas funciones que no se deben obviar.

 

Las 4 P’s del Marketing son: Place, Promotion, Product, Price

Y si las enfocamos al Marketing Online podremos observar el siguiente escenario

Place: En el Marketing Online podemos vender en cualquier sitio.

Promotion: En el Marketing Online existen nuevos y variados canales para promocionar nuestros productos

Product: Con la web 2.0 y el creciente negocio online, hay una mayor competencia y cantidad de productos, esto hace que el Marketing Online tome un valor relevante.

Price: A mayor competencia, encontraremos precios más competitivos. Además se crea una deslocalización de la competencia. Cualquier empresa, da igual la procedencia, puede ser tu competencia directa.

 

Una de las ventajas más claras del Marketing Online frente al Marketing tradicional es la capacidad de feedback del Marketing Online que es 100% medible, además de ser un flujo de información multidireccional que permite una mayor fidelización gracias a la honestidad y comunicación que permite el Marketing Online.

Podríamos decir que el cambio al Marketing Online va a ser costoso para personas que tienen una concepción tradicional del Marketing y es que la velocidad con la que la tecnología se ha hecho hueco como herramienta de marketing queda al alcance de muy pocos a nivel de conocimiento de manejo. Aunque no solo eso, cambiar la forma de pensar de un medio al otro, siendo tan distintos, hace difícil obtener buenos resultados. En el Marketing tradicional el objetivo era vender y vender, en el Marketing Online, el usuario es consciente de la publicidad y es muy exigente, por ello la idea no puede ser atacar al usuario a mensajes para intentar vender. En internet se busca información y comunicación, debes ofrecer eso a los usuarios para conectar con ellos y entonces conseguir mejorar y conseguir el objetivo fijado.

 

Normalmente en cualquier estrategia de marketing, se definen unos objetivos, en el marketing online no es diferente y es que nuestra web es la prolongación de la tienda física. Por ello se definen unos objetivos que pueden ser desde conseguir un incremento de las ventas, un incremento del tráfico hacia nuestra web, incremento de contactos, o generar imagen de marca. Por descontado también se controla la imagen para controlar posibles crisis de reputación que se pueden dar en internet.

 

Si hablamos de los objetivos, también deberemos tratar como se realiza el retorno de la inversión ( ROI ) que no es más que una formula que mide si los ingresos junto a los gastos de la inversión, son positivos. Y es que el marketing online no es gratis, requiere dinero, si es cierto que tiene menos coste que el marketing tradicional, pero repito, no es gratis. Además, el marketing online tiene una particularidad a la hora de medir este retorno de la inversión, y es que lo que mediremos son los resultados del tráfico web, el marketing de marca, la imagen de la marca, la comunicación con los usuarios, la usabilidad, la fidelidad de los clientes, etc…

 

Podemos destacar 3 grandes tipos de medición de nuestro marketing online, son el Marketing de Resultados, el Brand Marketing y el Social Media Marketing. Quizás estos conceptos son muy nuevos y desconocidos para algunos directores de marketing, pero son la tendencia actual del marketing.

Cuando hablamos del Marketing de resultados nos referimos al marketing en buscadores haciendo referencia al SEO ( Search Engine Optimization ), SEM ( Search Engine Marketing ), directorios, clasificados. Y es que la mayoría de los usuarios inician la compra en los buscadores buscando información, con ROI’s elevados y 100% medibles permiten segmentar a los usuarios por diferentes palabras clave. También hacemos referencia a las redes de afiliados y al e-mail marketing. Concretamente el e-mail marketing nos permite disponer de una tasa de apertura elevada y una gran fidelización de usuarios que se leen nuestros mails cuando les informamos de algo. Sin lugar a dudas no hay que abusar de esta técnica para que no pierda la eficacia que sugiere esta herramienta poderosa.

Cuando hablamos del Brand Marketing, nos referimos a la publicidad gráfica como los banners, los videos corporativos, el marketing viral, notas de prensa…

Por último, cuando hablamos de Social Media Marketing, nos referimos a la nueva forma del marketing, a la nueva forma de comunicarse con los usuarios, con los clientes. Y es que el Social Media Marketing hace tan solo unos años que se ha introducido en nuestro concepto de Marketing Online. Se basa en el uso de las nuevas herramientas 2.0 como las redes sociales, nuestros clientes potenciales se concentran en las redes sociales y para disponer de una estrategia de marketing online efectiva, hay que plantearse el estar, o no, en éstas. Los usuarios de las redes sociales hablan, critican, opinan, sugieren… hay que estar ahí para reconducir estas conversaciones ya sea activa o pasivamente.